Sobre volver a volver

He estado un mesecito cambiando mi mundanal ruido por otro aire, también cargado de sonido pero que, a mis oídos, sonaba a música celestial, y mientras el bloC aquí, más solo que la una. Pero no lo he olvidado y, a veces, se me han ocurrido temas sobre los que me gustaría escribir. Además, que también tengo unos cuantos libros en el tintero para comentar. En definitiva, que prometo que la pausa ha sido por motivos recreativos y por cambios existenciales que requerían de jolgorio y festejos.

Así que volveré, pronto, muy pronto. Pero hoy sólo he regresado para decir que voy a volver. Esta entrada es el equivalente a “me voy a ir yendo” pero en sentido opuesto, es el malo arquetípico sentenciando que volverá.

Espero que me creáis. frances-yeung-PkFM6__b0Rw-unsplash

Y para que no sea una actualización completamente innecesaria e insustancial, os dejo una frase del prólogo de los cuentos de los hermanos Grimm. La traduzco porque me lo estoy leyendo en inglés, así que si suena ortopédica, es mi culpa,jaja.

Nada puede defendernos mejor que la naturaleza en sí misma, que ha dejado que las flores y las hojas crezcan con formas y colores distintos. La gente que no las encuentre  beneficiosas o de interés para sus necesidades, las cuales desconozco, pueden pasar sin hacerles el menor caso. Pero lo que no pueden es exigir que cambien de forma y color.

 

Anuncios